Logotipo Mey wedding planner

Mi primer fotoshooting

Mi primer evento oficial, de verdad, como Wedding Planner no fue una boda: Fue una sesión de Fotos. Vaya, una editorial de las de revista, pero sin revista. O como lo llaman ahora: un fotoshooting. Y fue un caos, un caos precioso, me encantó. Y me confirmé que era eso lo que quería ser, ¨I wanna be a wedding planner¨. Sin duda.

Cuando Carmen, mi querida amiga me sugirió la idea mientras elegíamos el Logotipo de mi marca, la verdad le dije que sí, así dándole la razón como sí sí lo que tu digas, pero vamos lo veía en una realidad muy lejana. Yo no tenía ni idea de cómo se hacía algo así, ni por dónde empezar… ¿un foto qué? Uy uy, quita…

No me quitaba la idea de la cabeza

Me di cuenta de que si quería tener fotos bonitas y propias en mi (futura) página web, tenía que sacarlas de alguna parte. Y de momento bodas… lo que se dice bodas, pues no tenía. Y por mucho que me saliese una en aquel entonces, no iba a ser algo inmediato. Así que me dije ¨María, y ¿por qué no? ¨. Yo soy una persona resiliente, vaya, cabezona de toda la vida. De esas que si se proponen algo difícilmente dejan que no ocurra. Y empecé a pensar qué proveedores necesitaría para el fotoshooting… Y desarrollé un proyecto donde detallaba todo, la inspiración de cada uno de los elementos, de manera que siguieran una línea común (al fin y al cabo soy ingeniera…).

El proyecto empezó a tomar forma

Este proyecto empezó a salir de mi Outlook a diestro y siniestro, a todos los proveedores de Gijón y alrededores. Lo primero una finca bonita, y con un gerente enrollado, con el que hubiese habido feeling: Villa María. Pues allá que me puse con el portátil como loca a mandarle un email y mi proyecto. Obviamente necesitaba mobiliario, menaje, elementos de decoración, peluquería, maquillaje, vestidos de novia, de novio, complementos… ¡Necesitaba montar una boda falsa! Y, lo peor, que todos los proveedores quisieran participar GRATIS. Y ahí seguí como loca mandando emails, compartiendo mi proyecto, proponiendo fechas, y recibiendo emails de aceptación, algunos, algunos de NO rotundo, y muchos silencios.

De repente, cuando habían pasado semanas, me di cuenta que no tenía las dos cosas más importantes: Ni flores, ni fotógrafo. Sí sí, sin fotógrafo. En una sesión de fotos… Pero claro, ahora ya tenía un montón de proveedores subidos a mi carro a los que no podía decepcionar: tenía que tener fotógrafo: todos colaboraban GRATIS a cambio de las fotos y la publicidad.

Cómo conseguí que participaran todos los proveedores

Primero decidí establecer la fecha definitiva: un lunes, aunque tuviera que pedirme el día de vacaciones de mi otro trabajo (pensé que nadie podía decirme que no tenía disponibilidad un lunes, los lunes no hay eventos…). Así que seguí tocando puertas, muchas, hasta que la fantástica Patri de MetsaWeddings decidió responderme al teléfono, ¡y aceptó!

Faltaban 4 días para la sesión y seguíamos sin flores. Y, entonces caí en lo brillante que había sido elegir un lunes: el fin de semana había habido evento y las flores aún no se habrían estropeado. Inmediatamente les dije a los de la finca que por favor no recogiesen las flores del fin de semana, que las íbamos a necesitar. Y menos mal… y Tania (El Botón Rosa) hizo magia con los poco ramos y centros que nos encontramos.

Llegó el día de la sesión y yo estaba como un flan

De repente el tiempo prometía lluvia todo el día, y nosotros solo teníamos localizaciones al aire libre. Ay. Dije, esperemos que se equivoque… Y recogí los vestidos de Lydia Valledor y me fui a la finca, donde poco a poco fueron llegando el resto de proveedores. Y poco a poco empecé a sentirme en mi salsa. Organizándoles, coordinando, dándoles indicaciones, decidiendo dónde poner las cosas, sabiendo escuchar sus consejos, proponiendo, y mirando al cielo y sufriendo el viento a costa de no tener ni una gota de lluvia. Ni una. Solo de sudor y felicidad.

Los modelos estaban resplandecientes, los vestidos y zapatos parecían hechos a medida, Patri la fotógrafa disparaba millones de disparos por segundo, todo estaba rodando y, poco a poco, me fui relajando y disfruté el día como una niña en un parque de atracciones.

Todo salió a pedir de boca

Hacía mucho que no me lo pasaba así trabajando, y quiero eso para siempre en mi trabajo. Por supuesto, me equivoqué en algunas cosas, pequeños detalles que no pensé hasta última hora y algunos que habría hecho de otra manera. Pero la sensación de haber llevado a cabo mi primera editorial con éxito fue increíble. Todo el mundo se fue a casa satisfecho de haber hecho un gran trabajo en equipo y feliz de haber creado una sinergia entre todos los que participamos. Yo, sobre todo, me sentí orgullosa de haber sido capaz de convencer a todos para participar en mi proyecto y de conseguir que sintieran la sesión tan suya como lo era mía. Por eso, solo puedo agradecerles a todos su entrega y dedicación para que todo saliera perfecto ese día.

Editorial Villa María
Localización @fincavillamaria
Diseño y Coordinación (Wedding Planner) @planning_with_mey
Material Decoración @elbotonrosa
Fotografía @metsawedding
Mobiliario @global_rent
Menaje @adeloladeco
Vestidos Novia @lydiavalledor
Vestidos Novio @ylmamodas
Modelos @agencia.rassims @andrea_mallada & @angel_urbies
Tocados y Zapatos @befanaoviedo
Peluquería y Maquillaje @diotestilistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: María Guerra Álvarez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a WebEmpresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Otras entradas relacionadas

Wedding News
and Trends!

¿Quieres estar al día de todas las novedades y tendencias del mundo de las bodas? 

Para saber todo lo que se cuece y estar al tanto de actualizaciones, descuentos, novedades… y mucho más ¿A qué esperas para inscribirte?

RESPONSABLE: María Guerra Álvarez. FINALIDAD: comunicarte nuevo contenido de nuestro blog y promociones de nuestros servicios sólo cuando creamos que sea importante para ti. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos o enviando un email a hola@planningwithmey.com.